Cuidado con lo que deseas, tus expectativas pueden jugarte una mala pasada. Descubre cómo mantenerlas bajo control para conseguir resultados que te satisfagan

“Pensaba que esto iba a ser de otra manera”, “Me siento defraudado”, “Nunca imaginé que esto fuera a ser así”… Seguro que en más de una ocasión has pensado o pronunciado alguna de estas frases. Todas ellas son el resultado de expectativas defraudadas, de la diferencia entre lo que te imaginas y la realidad. Esa resultante, cuando no es positiva, te origina frustración, decepción y a menudo, desconfianza. En esa ecuación, a veces es difícil intervenir en la realidad. Sin embargo, actuar en tus expectativas resulta más sencillo y va a permitir que se disminuya esa diferencia entre lo que imaginas y lo que obtienes.

Para eso, es importante tener en cuenta algunas causas que originan que a menudo caigas en la sobreespectativa. Tenerlas bajo control es la mejor garantía para obtener satisfacción, reforzar tu confianza y no sentirse decepcionado. Leer más “Cuidado con lo que deseas, tus expectativas pueden jugarte una mala pasada. Descubre cómo mantenerlas bajo control para conseguir resultados que te satisfagan”

Las cinco características de las personas de éxito. Tú también puedes desarrollarlas. No lo dejes para mañana y ¡comienza ya!

Cada persona es única y distinta. Dispones de tus propios recursos, habilidades y competencias que pueden hacer que tengas una vida exitosa. Exitosa no significa hacer mucho dinero o destacar en el ámbito profesional, sino vivir plenamente conforme a lo que piensas, sientes y quieres ser. Ni más ni menos.

Sin embargo, gran parte de la gente no siente que estén viviendo la vida que les gustaría. Aunque todos somos diferentes, hay cinco características que todas las personas de éxito tienen en común y que tú también puedes desarrollar. Leer más “Las cinco características de las personas de éxito. Tú también puedes desarrollarlas. No lo dejes para mañana y ¡comienza ya!”

Eres una máquina de crear, pero todavía no lo sabes. Descubre las 5 V que te ayudarán a aprovechar esa máquina y enfocarla adecuadamente

Todos y cada uno de nosotros hemos nacido con una capacidad infinita de crear. Sí, todos. Cuando hablo de crear, me refiero a la capacidad que tenemos de hacer cosas que tengan valor para nosotros mismos y para los demás.

No estoy hablando de creatividad, sino de crear, de hacer realidad algo a partir de la nada. Hemos dividido absurdamente el mundo entre los creativos y los que no lo son. Entre los que son supuestamente “originales y llenos de buenas ideas” y los que no. Y lo hemos confundido con crear. Pero no por ser más creativo creas más ni por ser menos, creas menos.

Porque la realidad es que todos, absolutamente todos, somos creadores. Todos, en nuestra vida, hemos hecho realidad miles de cosas a partir de la nada.

Creamos amistades, relaciones, vínculos, proyectos, experiencias, conversaciones…y lo hacemos de manera continuada, casi sin darnos cuenta. Lo hacemos desde que nacemos. El ser humano es un ser que crea.

Dos son los problemas por los que no somos conscientes de ello y no lo aprovechamos para sentirnos mejor. El primero es que confundimos crear con creatividad, como comentaba antes. Pensamos que si no somos ingeniosos no creamos, y eso es rotundamente falso. El ejercicio de crear no tiene nada que ver con el ingenio.

El segundo es que aquello que creamos tiene que ofrecer valor para nosotros y para los demás. Si hacemos cosas que tienen valor para nosotros pero no para los demás, nos sentimos frustrados porque no damos salida a aquello que hacemos. Es cuando la gente nos dice aquello de “No sabía que te gustaba…”, “No sabía que hacías…”, “No sabía que…”

En cambio, cuando hacemos cosas que tienen valor para los demás pero no para nosotros, nos sentimos faltos de motivación y poco realizados. Como nos ocurre en buena parte de los trabajos que desempeñamos.

No confundir crear con creatividad y alinear el valor que nos aporta lo que hacemos con lo que proporciona a los demás es fundamental para tener consciencia de nuestra capacidad de crear y que esta capacidad trabaje para que nos haga sentir mejor.

Para potenciar esa máquina de crear que todos llevamos dentro y alinearla con lo que realmente queremos ser en la vida, podemos poner en práctica estas 5 V. Leer más “Eres una máquina de crear, pero todavía no lo sabes. Descubre las 5 V que te ayudarán a aprovechar esa máquina y enfocarla adecuadamente”

15 aprendizajes de este año para el nuevo que entra

Todos, aunque a veces de manera inconsciente, cuando cerramos el año valoramos cómo nos ha ido, lo que esperamos y lo que deseamos para el siguiente. Hay años que parece que nada ha sucedido, y otros en los que tenemos la sensación de que todo se ha removido y nuestra vida ha cambiado por completo. Lo cierto es que, de cualquier circunstancia, por pequeña que sea, podemos aprender mucho si tenemos la actitud adecuada. Os dejo algunos de mis aprendizajes de este año que, aunque muy personales, seguro que os pueden ayudar para enfocar el año que entra. Leer más “15 aprendizajes de este año para el nuevo que entra”

Te acaban de despedir y estás desorientado. ¿Qué hacer y cómo actuar?

No hay que engañarse. A nadie le gusta que le echen de sitio alguno, y el trabajo no es una excepción. Un despido provoca cambios no previstos (se rompe la rutina que tenías y que marcaba tu tiempo disponible, se dejan de tener relaciones y contactos, se pierde la supuesta seguridad y tranquilidad económica que aporta una nómina, …) y esto, de manera inevitable, desestabiliza y desorienta. A esto se suma que, en muchas ocasiones, puede generar inseguridad porque malinterpretes este despido y pienses que toda la responsabilidad es tuya, y que lo ocurrido se debe a tu incapacidad y mal desempeño. Y, por último, aún existe una especie de estigma social donde los despidos se ven siempre como un fracaso y se tratan con condescendencia y con cierta compasión (en la familia, en los amigos, en los ex-compañeros, etc)

Leer más “Te acaban de despedir y estás desorientado. ¿Qué hacer y cómo actuar?”