Eres una máquina de crear, pero todavía no lo sabes. Descubre las 5 V que te ayudarán a aprovechar esa máquina y enfocarla adecuadamente

Todos y cada uno de nosotros hemos nacido con una capacidad infinita de crear. Sí, todos. Cuando hablo de crear, me refiero a la capacidad que tenemos de hacer cosas que tengan valor para nosotros mismos y para los demás.

No estoy hablando de creatividad, sino de crear, de hacer realidad algo a partir de la nada. Hemos dividido absurdamente el mundo entre los creativos y los que no lo son. Entre los que son supuestamente “originales y llenos de buenas ideas” y los que no. Y lo hemos confundido con crear. Pero no por ser más creativo creas más ni por ser menos, creas menos.

Porque la realidad es que todos, absolutamente todos, somos creadores. Todos, en nuestra vida, hemos hecho realidad miles de cosas a partir de la nada.

Creamos amistades, relaciones, vínculos, proyectos, experiencias, conversaciones…y lo hacemos de manera continuada, casi sin darnos cuenta. Lo hacemos desde que nacemos. El ser humano es un ser que crea.

Dos son los problemas por los que no somos conscientes de ello y no lo aprovechamos para sentirnos mejor. El primero es que confundimos crear con creatividad, como comentaba antes. Pensamos que si no somos ingeniosos no creamos, y eso es rotundamente falso. El ejercicio de crear no tiene nada que ver con el ingenio.

El segundo es que aquello que creamos tiene que ofrecer valor para nosotros y para los demás. Si hacemos cosas que tienen valor para nosotros pero no para los demás, nos sentimos frustrados porque no damos salida a aquello que hacemos. Es cuando la gente nos dice aquello de “No sabía que te gustaba…”, “No sabía que hacías…”, “No sabía que…”

En cambio, cuando hacemos cosas que tienen valor para los demás pero no para nosotros, nos sentimos faltos de motivación y poco realizados. Como nos ocurre en buena parte de los trabajos que desempeñamos.

No confundir crear con creatividad y alinear el valor que nos aporta lo que hacemos con lo que proporciona a los demás es fundamental para tener consciencia de nuestra capacidad de crear y que esta capacidad trabaje para que nos haga sentir mejor.

Para potenciar esa máquina de crear que todos llevamos dentro y alinearla con lo que realmente queremos ser en la vida, podemos poner en práctica estas 5 V. Leer más “Eres una máquina de crear, pero todavía no lo sabes. Descubre las 5 V que te ayudarán a aprovechar esa máquina y enfocarla adecuadamente”

Lo que debes pedirle a un buen jefe

Un alto porcentaje de los trabajadores manifiestan que dos de las razones por las que abandonan sus trabajos es por una mala relación con su jefe y un clima laboral tóxico. Y es que efectivamente, de un jefe depende una buena parte de lo que sucede en los equipos. Remuneración, promociones, ambiente, tiempo disponible, relaciones entre personas, desarrollo de las habilidades, motivación, …

Seguro que has vivido situaciones en las que estabas muy bien en el trabajo con tu jefe y tras un cambio, estando en un mismo puesto y misma empresa, todo se transforma, y lo que antes era un lugar motivador y retador se convierte en un pequeño infierno.

Nadie es perfecto y en la gestión de equipos siempre pueden cometerse errores, pero hay una serie de características fundamentales que todo buen jefe tiene y que, si quieres saber a qué atenerte, puedes chequear para saber si el tuyo las cumple. Leer más “Lo que debes pedirle a un buen jefe”