Apuntes del natural. Ambivalencias

La libreta abierta frente a lo que llama su atención. El artista en la calle, en el paisaje, en el elemento; el artista situado en la proximidad de lo que es representado. Con trazo firme pero nunca definitivo, boceta empujado por el instinto íntimo que es tan solo de él, olvida la técnica para captar la esencia de aquello que ve, entreverado con lo que siente. Incapaz de distinguir lo uno de lo otro, lo visto y lo sentido, cierra el cuaderno. Bocetada y empapelada su versión de lo natural, ¿y qué es lo natural, al fin?, se convierte en el andamiaje de lo que luego vendrá, de la particular visión que comenzó frente a frente con aquello que nunca es real, sino su percepción.

Apuntes del natural instintivos, particulares, de trazo grueso y deleble, andamiajes de lo que luego será. Requieren de estar presentes físicamente, y cuan extraño resulta realizar esos apuntes al natural desde el sobrevenido exilio domiciliario. Qué extraño presenciarlo todo como en tercera persona, sin poderse situar ante lo que se desea representar y contar. Una extrañeza que se junta con una ambivalencia desconocida, una ambivalencia entre la impotencia y la reconciliación con nuestra propia naturaleza, entre el temor y la esperanza, entre el paréntesis y el cambio profundo, entre el hoy y el mañana. Leer más “Apuntes del natural. Ambivalencias”

Paréntesis

El paréntesis, dice la RAE, es un elemento incidental que no posee un enlace necesario con los demás miembros del enunciado cuyo sentido interrumpe pero no altera. Igual que ocurre en las frases y oraciones que sobre el papel escribimos, también nuestra existencia se ve interrumpida en ocasiones por paréntesis que interrumpen el sentido de nuestra existencia. Personas que se van, trabajos que se pierden…Lo hacemos a título individual o con gente cercana. Leer más “Paréntesis”

La distopía y la fragilidad

Distópicos y frágiles, así somos hoy. La distopía, aquél “mal lugar” que Tomás Moro contraponía a ese lugar ideal que representaba lo utópico, ha acampado entre nosotros. De la ciencia ficción a género en sí mismo y de género a realidad. La realidad confundida con la ficción y la ficción entreverada con la realidad. Alimentar el monstruo de esa confusión, eliminar las barreras y convertir todo en espectáculo, hacer de lo importante banal y de lo banal algo importante esconde en su interior el caos y la desconfianza. La distopía encuentra en esa confusión el terreno abonado para crecer y ramificarse. Lo que un día fue información hoy se convierte en propaganda, apenas distinguimos lo veraz de lo que no lo es, imaginamos poderes oscuros que nos dominan y ocultan información, nos sobre protegemos e hiper prevenimos porque todo es peligro en potencia, todo nos produce pavor. Nos sentimos en una vigilancia continua y flaquea nuestra idea de libertad, mientras caemos presa del histerismo y de la sobre reacción porque todo deviene en amenaza. Así es nuestro mundo hoy, así es nuestra sociedad distópica. Leer más “La distopía y la fragilidad”

El hombre invisible

Visibilizar es la palabra. Ser, estar, hacerse visible como consigna de nuestros días. Poco importa se trate de causas sociales, decisiones políticas, arte, cultura, empresas o personas, si algo desea existir e incluso sobrevivir, ha de visibilizarse. Comprimimos todo nuestro ser en escasas etiquetas, en hashtags que han de definirnos, hacernos accesibles y localizables en la jungla ‘internetiana’. Y cuanto más arriba en las posiciones se nos muestre, más existimos. El medio transfigurado en fin, la herramienta en objeto. Poco importa lo que tengamos que decir si apenas somos visibles. Lo que no se ve, no existe, no sobrevive. Leer más “El hombre invisible”

El prefijo que nos define

Transfronterizo, transgénero, transhumanismo, transversalidad, transecologismo… El ‘trans’ como prefijo que se impone, que antecede a palabras que capitanean los nuevos tiempos. Un prefijo ‘trans’ entendido como aquello que atraviesa, que cruza las fronteras tradicionales, ya sean organizativas, geográficas, sociales o de nuestra propia existencia como seres humanos. Nuestra realidad es hoy más ‘trans’ que nunca. Las enfermedades no son de un país sino transnacionales, los migrantes, que ya son pueblos enteros, se expanden más allá de su frontera natural mientras las ideologías políticas y las instituciones clásicas de antaño se muestran incapaces de abarcar esos nuevos espacios que lo ‘trans’ ocupa. Leer más “El prefijo que nos define”

El verdadero virus

Hiper prevención, alarma, pánico e histerismo saltan las fronteras y culturas para instalarse por igual en cualquier lugar del mundo. Tan diferentes nos vemos y sentimos, y tan iguales nos mostramos cuando de responder a una ‘supuesta amenaza de dimensiones nunca vistas’ se trata. Hoy es una enfermedad, y mañana quién sabe qué. Pero lo doliente de nuestras avanzadas sociedades, el verdadero virus, nuestro auténtico mal, yace oculto bajo la desmesura de nuestras reacciones. “Digamos para simplificar, Rieux, que yo padecía de la peste mucho antes de conocer esta actitud y esta epidemia” decía uno de los personajes de La peste de Camus. Y es que, antes y más allá de cualquier epidemia, los seres humanos padecemos de tiempo atrás un virus menos evidente, pero más pernicioso. Leer más “El verdadero virus”

El peligro de dar las cosas por sentado

El ser humano necesita dar muchas cosas por hecho para poder sobrevivir y evolucionar. Fisiológicamente, nuestro cuerpo sería incapaz de subsistir, de producir toda la energía que demandaría estar repreguntándose de continuo por todo aquello que acontece y que nos rodea. Tampoco nuestra evolución sería posible si de permanente discutiéramos y replanteáramos cada aspecto de nuestra existencia. Avanzamos porque nos apoyamos en fundamentales que no discutimos, que forman una base sólida sobre la que ir edificando el futuro.

Ocurre a veces, sin embargo, que algunos axiomas y postulados que acompañaron a la humanidad durante siglos se discuten, y de esa controversia surgen nuevos preceptos que sustituyen a los anteriores y provocan un salto cuantitativo en nuestro progreso. Es ese equilibrio dinámico, a veces inestable, entre dar las cosas por sentado y la discusión y sustitución de algunas de ellas lo que genera el movimiento evolutivo de nuestras sociedades. Leer más “El peligro de dar las cosas por sentado”

De sometimiento y dominación

De las distintas y variadas pulsiones dinámicas que existen en el ser humano, una de las más recurrentes, y a veces más ocultas y desapercibidas es la dialéctica que se establece entre el sometimiento y la dominación. Nuestra vida es una búsqueda continuada del equilibrio entre estos dos extremos que se tocan y conviven en una tensión permanente. Nos sometemos a nuestros progenitores, a jefes, a empleos, a convenciones sociales, a poderes más o menos fácticos, a instituciones, a dioses, a creencias y a obsesiones. De forma consciente o no tanto, permitimos que un sinfín de fenómenos y circunstancias internas y externas a nosotros nos sometan. De igual manera, también nosotros ejercemos dominación sobre hijos, compañeros, amigos, familia y otros muchos aspectos de nuestra existencia. Leer más “De sometimiento y dominación”

¿Estancados?

Buena parte de la producción de Monet en sus últimos años tuvo en los estanques a uno de sus máximos protagonistas. Bellas estampas repletas de nenúfares con frondosos árboles que casi alcanzan el agua y se entremezclan con la maleza quedan reflejados en sus lienzos que retratan un escenario idílico e ideal, un paraíso embriagador en apariencia y superficie. Sin embargo, tras esa exuberante y aparente belleza, uno no puede dejar de observar la melancolía de una naturaleza casi artificiosa, limitada a un reducto que no fluye. Una naturaleza que vive pero que está detenida, que se reproduce pero que se encuentra limitada, que es consciente de su fragilidad, de su peligro cierto de desaparecer ante cualquier pequeño vaivén que seque sus aguas.

Y cuánto nos parecemos nosotros como sociedad a esos estanques bellos por fuera, esplendorosos, pero a la vez artificiosos y limitados por dentro. Un mundo en constante movimiento, en acción continuada que parece, paradójicamente, dejarnos siempre en el mismo lugar. Un universo ensimismado y obsesionado con su afán de exuberancia, pero que esconde tras de sí esa melancolía y tristeza de saberse limitado, de no tener más sentido que permanecer siempre allí. Un lugar que a primera vista atrapa y convence, pero que termina por angustiar. Leer más “¿Estancados?”

Ya en preventa mi libro INSATISFICCIÓN

El próximo 19 de marzo sale a la venta mi libro Insatisficción. Como necesidades ficticias crean insatisfacciones ficticias,  editado por el sello Oberón del Grupo Anaya. Espero que seas un próximo lector.

Te dejo aquí la sinopsis y recuerda que YA PUEDES RESERVARLO CON UN 5% DE DESCUENTO EN AMAZON.

¿Tener muchas opciones acrecienta el sentimiento de culpa? ¿Por qué las ofertas personalizadas nos transforman en conformistas y manipulables? ¿La demanda de especialización reduce nuestra capacidad creativa y empática? ¿Cuáles son las razones por las que nos hemos vuelto una sociedad nostálgica, solitaria, adicta al rumor y polarizada?

Estas y otras muchas preguntas encuentran respuesta en ‘Insatisficción’. Vivimos en la sociedad con más abundancia de la historia de la humanidad y, sin embargo, estamos más insatisfechos que nunca. La primacía de determinados valores sociales y estilos de vida, los avances tecnológicos, el modelo económico actual, la forma en la que nos comunicamos y el papel desdibujado de las instituciones de siempre han creado necesidades ficticias que nos conducen a una insatisfacción permanente. Con una perspectiva original y diferente que abarca múltiples disciplinas, este libro nos revela las causas que originan esta insatisfacción, sus consecuencias y cómo superarlas. Un título imprescindible para entender cómo nos afecta la realidad que nos rodea y lograr una auténtica satisfacción. Una mirada original, diferente y cautivadora que cambia nuestra forma de ver la realidad.

insatisficcion