Las citas de INSATISFICCIÓN. Capítulo 18. “Globalización”

“Sin cercanía, proximidad, autenticidad y afecto, no hay una verdadera cooperación con los demás. Cuando no ponemos rostro ni emociones al otro, disminuye nuestra capacidad de colaborar y nos perdemos sus beneficios. Ahora cooperamos de forma distinta. Lo hacemos de manera despersonalizada y con menos involucración, de forma transnacional y online. Si el mundo es pequeño, podemos hacerlo en cualquier lugar. Y todo dirigido por la emocionalidad. Nos volcamos en las causas de manera temporal y limitada, cuando sucede algún acontecimiento que remueve nuestras emociones y nuestras conciencias. Pero en seguida lo olvidamos hasta que ocurre otro hecho que nos movilice. Igual da que se trate de un incendio en la catedral de Notre Dame, de un desastre natural en Haití, de una crisis de refugiados en el Mediterráneo o de movimientos contra la violencia de género. Todo se reduce a un hashtag, una imagen o un comentario que dura lo que la emoción del momento para caer luego en el olvido.”

Cita extraída del capítulo 18 “Globalización” del libro Insatisficción. Cómo necesidades ficticias crean insatisfacciones ficticias, publicado por la editorial Oberón del Grupo Anaya.

Hacia una nueva universalización

“La sociedad no existe. Solo hay hombres, mujeres y familias”. Con esta frase expresaba Margaret Thatcher el papel que otorgaba a la sociedad en sus enfoques neoliberales que tuvieron su par reflejo los EE.UU. de Reagan, y que poco a poco se fueron extendiendo de la mano de economistas como Friedman y su escuela de Chicago por todo el mundo. Esas políticas fueron enterrando, palada tras palada disfrazadas de libertad individual, de meritocracia, de productividad, de riqueza, de progreso y de eficiencia, la idea de ciudadanía social que desde la Segunda Guerra Mundial se había ido construyendo con esmero de la mano de un liberalismo mucho más social, que entendía que la sociedad era un cuerpo básico y fundamental sin el cual no era posible la libertad real del individuo. Un entierro que cavó aún más profunda su fosa gracias a un economicismo exacerbado que medía todo en clave de rentabilidad, beneficios y utilidad, a una globalización que aumentaba la competitividad entre países y que llevaba a recortar gastos para atraer inversiones, a una potenciación de la economía financiera sobre la economía real y a un resquebrajamiento total de los sistemas comunistas con los que desaparecía cualquier contrapeso ideológico. Leer más “Hacia una nueva universalización”

Las citas de INSATISFICCIÓN. Capítulo 17. “El futuro incierto”.

“A cada época le acompaña un cambio, a cada cambio su peculiaridad y la nuestra está muy relacionada con la visión que tenemos sobre el futuro que está por llegar. Ante el fin de un orden establecido, casi siempre solía aparecer un esbozo de futuro esperanzador y motivador. El tiempo por venir resultaba un lugar deseable al que querer llegar y hacerlo cuanto antes. Sin embargo, nuestra mirada actual es un poco menos luminosa y algo más pesimista. Observamos el mañana como una amenaza muy real de perder las conquistas conseguidas hasta este momento, no como una oportunidad para seguir logrando nuevas metas y avances. El temor ha sustituido al fervor.”

Cita extraída del capítulo 17 “El futuro incierto” del libro Insatisficción. Cómo necesidades ficticias crean insatisfacciones ficticias, publicado por la editorial Oberón del Grupo Anaya.

Individuos jibarizados

Puede que no lo supiéramos, puede que lo supiéramos y nos autoengañáramos, pero los últimos acontecimientos la han hecho visible hasta para quien no deseara reconocerlo. En nuestro mundo eterno de paradojas, una se alza con especial estrépito en estos días. Aquel individualismo elevado a los altares, devenido en el nuevo opio del pueblo que ya no es pueblo sino corporación y mercado, ha empequeñecido tanto al individuo que lo ha dejado pequeño, jibarizado y liliputiense ante un panorama que le resulta inabordable. Mal que bien nos fuimos engañando a base de placebos rebautizados como emprendimiento, empoderamiento o autonomía. Nos hicimos creer que nada de lo que nos ocurría estaba fuera de nuestro control. Todo quedaba reducido a una cuestión de actitud, de cómo interpretar y reaccionar a lo que nos sucedía. Leer más “Individuos jibarizados”

Las citas de INSATISFICCIÓN. Capítulo 16. “Vivir sin referencias”

“Pasado, presente y futuro son tres dimensiones que deben estar equilibradas en nuestras vidas. Sin embargo, esa falta de referentes no solamente nos empuja al presente, sino también al pasado. Cuando lo que nos rodea es algo provisional e incierto, que puede cambiar de la noche a la mañana sin poderlo predecir, nos sentimos inseguros. Buena parte de esa seguridad y de bienestar la buscamos en el pasado, y es cuando aparece la nostalgia. Vivimos una época de nostalgia allá donde fijemos nuestra vista. En el período que va del año 2000 al 2016 se llevaron a las pantallas de cine nada menos que ciento sesenta y dos remakes. Vuelven los vinilos, se reúnen grupos de música de décadas pasadas, se recuperan marcas y productos clásicos y las nuevas plataformas de televisión producen y emiten cientos de series que son versiones actualizadas de éxitos de años atrás. Esta nostalgia es muy positiva cuando nos permite volver de vez en cuando al pasado para recordar y sentir bienestar. Es la que Svetlana Boym, autora del libro El futuro de la nostalgia llama «reflexiva», que nos ayuda a recargarnos, a darnos fuerza y confianza, a proporcionarnos más autoestima y a afrontar el futuro con optimismo. Por contra, en estos tiempos estamos viendo otro tipo de nostalgia, la que la escritora denomina «restauradora», esa en la que pensamos que cualquier tiempo pasado fue mejor. Es un sentimiento que nos hace sentir atrapados y nos ancla en una visión pesimista e inmovilista. El populismo y el «antes se vivía mejor» son hijos directos de esta circunstancia.”

Cita extraída del libro Insatisficción. Cómo necesidades ficticias crean insatisfacciones ficticias, publicado por la editorial Oberón del Grupo Anaya.

Las citas de INSATISFICCIÓN. Capítulo 15. “El mundo es hype”.

“Casi toda la comunicación que recibimos nos lleva a un estado de excitación total, de instintos y de emociones básicas. Como decía Frank Luther Mott en su historia del periodismo americano, explota los más fundamentales y primitivos deseos humanos y nos enfoca en el impacto emocional más que en la reflexión. Hemos desembocado en lo que el autor Bob Franklin llama «infoentretenimiento», donde lo noticioso y la ficción se entremezclan, y en el que el fin último es el consumo de ese contenido, independientemente de su veracidad o importancia real. Todo se banaliza, y parece importante y no importante a la vez. Esto nos desorienta y nos hace o demasiado crédulos o demasiado incrédulos, pero, por encima de ello, nos transforma en una especie de adictos.”

Cita extraída del capítulo 15 “El mundo es hype” del libro Insatisficción. Cómo necesidades ficticias crean insatisfacciones ficticias, publicado por la editorial Oberón del Grupo Anaya.

¿El verdadero progreso? Cada uno en lo suyo

El debate sobre qué significa el progreso y si esta época es la de mayor progreso es una constante. Y en él encontramos posturas para todos los gustos, posiciones que varían dependiendo de los avances que cada uno valora. Así, si unos defienden que vivimos más años y con más salud, otros alegan que este avance se circunscribe al aspecto físico, pero no al mental o espiritual, donde nos enfrentamos con cada vez más vacíos existenciales e insatisfacciones vitales que no indican precisamente progreso. Economía, política, educación, bienestar, igualdad, distribución de la riqueza, empleo, tecnología, medioambiente, etc. Infinidad de ámbitos y en ellos también infinidad de posiciones que disienten acerca de ese progreso. Progresar es caminar hacia un estado mejor y más desarrollado, pero la mejora de un aspecto puede empeorar otros. El progreso se entiende entonces como algo relativo y no absoluto. Un progreso que además es causa y es efecto. Empuja con sus mejoras hacia determinados valores y formas de vida, pero también es efecto al enfocarse en los espacios en los que la sociedad exige que se concentre. La sociedad vive en esa dinámica compleja de marcar terreno al progreso a la vez que es llevada a otros terrenos no previstos por ese aquello que progresa. Leer más “¿El verdadero progreso? Cada uno en lo suyo”

Las citas de INSATISFICCIÓN. Capítulo 14. “Pesimismo y negatividad”

“Llegamos así a crear una «tormenta perfecta», porque, de un lado, tenemos esa tendencia natural del ser humano a primar lo negativo y, de otro, estamos sobrexpuestos a una gran cantidad de medios y un entorno donde se nos ofrece un flujo constante de noticias teñidas de un cariz pesimista. La consecuencia es que se va generando en nosotros una sensación de negatividad y temor semejante a una pesada nube que nos va acompañando y acechando. Un temor que ha devenido en una sociedad miedosa en la que, como escribía el poeta Eduardo Galeano, tenemos miedo a los ladrones y a la policía, a la soledad y a la multitud, a morir y a vivir, a lo que fue y a lo que será…”

Cita extraída del libro Insatisficción. Cómo necesidades ficticias crean insatisfacciones ficticias, publicado por la editorial Oberón del Grupo Anaya.

A flor de piel

“En ebullición”, “a punto de” o “a flor de piel”. Cualquiera de estas tres expresiones populares serviría para renombrar el estado en el que nuestra sociedad actual se encuentra. Hemos vivido muchos años en una especie de limbo, en esa idea de “en suspensión” que tan bien definiera Maalouf, donde se aventaban alteraciones y movimientos que nunca acababan de producirse, donde se profetizaban cambios de sistema y, de una u otra forma, el sistema terminaba por reforzarse (basta recordar el mundo postcrisis 2008). Un tiempo en el que la sociedad encontraba un difícil acomodo porque convivía con una pesada y exasperante sensación de provisionalidad, con un extraño habitar en un “no lugar”, esos espacios que son de paso y que, inesperadamente, se hacen morada permanente. En ese “no lugar” nada se asienta, todo se discute, cualquier cosa parece mucho para quedarse en la nada y viceversa también, la nada se hace mucho. En el “no lugar” donde todo es tránsito no se avistan futuros, ni tampoco se acuerdan pasados, tan solo se está. Pero ese estar social en el “no lugar” no puede durar indefinidamente. Y en esas estamos ahora, en ese “a flor de piel”, en ese desplazarnos a un lugar que no sea de paso. Leer más “A flor de piel”

Entrevista sobre “INSATISFICCIÓN” en Solidaridad Digital de la Fundación ONCE

Os dejo en este link la interesante entrevista que me hicieron en el portal Solidaridad Digital de la Fundación ONCE, acerca de la insatisfacción que vivimos en las sociedades más avanzadas y de sus causas. Que la disfrutéis,

http://www.solidaridaddigital.es/noticias/cultura/hemos-desaprendido-convivir-con-nosotros-mismos