¿Porqué la IA y los robots no sustituyen a las personas? Conflicto e imprevisibilidad tienen la clave

En estos tiempos de hype continuado, no hay día que se precie donde no aparezcan cientos de artículos calcados sobre el futuro de la Inteligencia Artificial, el rol del ser humano y su interacción con ella o los trabajos que eliminará, entre otros aspectos. Mientras, se abren líneas de investigación que anuncian que en un futuro existirán robots capaces de sentir o  dispositivos que se insertarán en nuestro cerebro y alterarán su funcionamiento para llegar a transformarnos en una especie de súper hombres. Aunque todo ello daría para reflexiones éticas, filosóficas, antropológicas y de mucha otra índole, en estas breves líneas fijo la atención en dos conceptos de los que huye cualquier tipo de programación o funcionamiento robótico: el conflicto y la imprevisibilidad. Precisamente, cuando decimos de una persona que “funciona como un robot”, indicamos con ello que no existen desviaciones y que su actuación es totalmente previsible. He aquí una primera una paradoja no menor, y es que si un robot desea parecerse a un humano, debe renunciar a dos de sus características fundamentales, la ausencia de conflicto y la imprevisibilidad. Sin embargo, eso es lo que le pedimos a los robots, que sean infalibles y previsibles, algo que nuestra especie está lejos de lograr, afortunadamente. Leer más “¿Porqué la IA y los robots no sustituyen a las personas? Conflicto e imprevisibilidad tienen la clave”

Videoblog. Lecciones de vida de un publicista

El valor que otorgamos a las cosas es siempre subjetivo y depende de muchas circunstancias. Sin embargo, en nuestras vidas nos empeñamos en mirar siempre el supuesto valor objetivo y en mejorarlo, sin contemplar que pensar en ese valor como algo subjetivo nos abre un mundo de posibilidades inmenso y mucho más rico..

¿Cambiar la realidad? Comienza por cambiar la perspectiva

Hagamos una sencilla prueba. Tomemos una instantánea y preguntemos a alguien conocido qué es lo que le llama la atención de esa imagen. De la infinidad de detalles que existen, esa persona escogerá uno o un par de ellos. Si hacemos la prueba con más gente, observaremos que cada uno fijará su atención en cuestiones determinadas no siempre coincidentes. Es decir, misma foto, percepciones diferentes. Ante la realidad objetiva y enmarcada que nos muestra esa imagen, cada persona atiende y ve una parte muy pequeña de la misma, que no siempre o casi nunca es similar a lo que detectan los demás. Leer más “¿Cambiar la realidad? Comienza por cambiar la perspectiva”

El camino interior hacia el éxito

El éxito es un camino que siempre comienza en el interior de cada persona. Nada sucede por casualidad. Aquello que conseguimos es fruto de una serie de etapas que comienzan en nuestro consciente, para pasar luego a nuestro subconsciente, que es el que finalmente nos mueve y guía para conseguir aquello que nos proponemos. La diferencia entre quienes controlan su vida y quienes no lo hacen estriba en tomar conciencia de este proceso, conocer y dominar sus fases, y hacerse responsable del mismo. Leer más “El camino interior hacia el éxito”

Videoblog. Cómo tus emociones cambian la forma de tu corazón

Las emociones que sentimos tienen un impacto tan directo sobre nuestro corazón que son capaces de cambiar y alterar su forma, algo que ya intuían en la Antigüedad.

Mantente alerta con la experiencia. No es oro todo lo que reluce

Siempre hemos considerado la experiencia como un valor. “La voz de la experiencia” es una sentencia que todos aceptamos y a quien la posee le damos un plus de respetabilidad. Y es que la experiencia, que no es lo mismo que ser experto, nos proporciona confianza, seguridad y nos permite responder con rapidez, fiabilidad y eficacia a situaciones muy determinadas. Experiencia es garantía de sentirnos seguros, confiados y cómodos. Externamente, aporta tranquilidad y referencias a aquellos que nos rodean. Como un trabajado tesoro, la vamos acumulando a lo largo del tiempo y de los distintos acontecimientos que nos suceden.

En nuestro cerebro, se crean conexiones neuronales como si fueran autopistas que, a base de emplearlas de manera continuada, acaban mecanizándose y hacen que apenas sin reflexión ni esfuerzo, demos una respuesta veloz.

En definitiva, parece un estado ideal porque, sin apenas dificultad, somos capaces de resolver determinadas circunstancias (algo que nuestro cerebro siempre desea, economizar esfuerzos y ahorrar energía), interiormente nos mostramos cómodos y seguros, y externamente somos reconocidos y respetados.  Además, aparece otra variable que realza el valor de la experiencia que está relacionada con el concepto de coste hundido que tanto se maneja en la ciencia económica. Adquirir experiencia nos ha llevado una importante inversión de tiempo y de trabajo, así que salir de esa zona de experiencia supondría “en teoría” echar por la borda dicha inversión. Esto supone que sigamos invirtiendo en ella aunque la rentabilidad de la misma sea  mucho menor, y a veces negativa.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y debemos mantenernos alerta respecto a algunos vicios que la experiencia lleva aparejados. Leer más “Mantente alerta con la experiencia. No es oro todo lo que reluce”

Videoblog. ¿Qué hace una vida más feliz? Lecciones del estudio más amplio nunca realizado sobre la felicidad

Robert Waldinger ha dirigido una parte del estudio más largo que se ha hecho nunca sobre la felicidad. Y estas son algunas de las conclusiones de lo que nos hace más felices.