La acción infinita y los modernos Penélope

Acción y reacción. Son estas dos palabras que capitalizan nuestra forma de ser y estar en la sociedad de nuestros días. Ser calificado como hombre o mujer de acción contiene siempre un cariz positivo e incluso de admiración. Nuestro mundo desarrollado no contempla la inacción. Nos exaspera, nos lleva a la desconfianza, la tildamos de poco útil y la consideramos de escasa productividad.  E indisolublemente unida a esa acción, surge la reacción o la contra acción como algo esperado y deseado. Entregados a la actividad frenética como forma característica y esencial de desempeñarnos, apenas podemos estar parados y consecuentemente, contraemos los tiempos entre la acción y la reacción a límites minúsculos. Leer más “La acción infinita y los modernos Penélope”

A vueltas con el pasado

Es inevitable. Volver la vista atrás contiene el riesgo cierto de toparnos con cosas que nos chirrían, que desentonan con nuestro ser actual, que nos desagradan. Nadie ni nada queda exento de tal circunstancia. Evolucionamos y cambiamos, pero lo dicho, lo escrito y lo hecho queda. Fuimos hijos de nuestro tiempo, fuimos nosotros y nuestras circunstancias. Nuestro tiempo y nuestras circunstancias, sin embargo, parecen olvidarse a la luz de los recuerdos, pero los hechos quedan. Así funciona la mentalidad revisionista. Interpreta los hechos pasados como algo objetivo e independiente de las circunstancias y tiempos que los alumbraron. Circunstancias y tiempos que no solo tiende a olvidar, sino que los asimila con las actuales. Leer más “A vueltas con el pasado”

Clásicos

Decía Italo Calvino que un clásico es aquél que nunca termina de decirnos aquello que tiene que decirnos. Los clásicos nos hablan repetidamente, y nos hablan siempre distinto. La primera nunca es igual a la segunda vez, ni a la tercera ni a las siguientes. En ellos, la maravillosa experiencia de lo conocido, de lo que permanece y nunca cambia se hermana con desconocidos recovecos y rincones que nos siguen descubriendo algo nuevo, algo antes no visto por unos ojos y sentidos que quizás aún no estaban preparados. Leer más “Clásicos”

Lo elegido frente a lo dado

Hiper individualistas como somos y como nuestra sociedad nos ha enseñado a ser, lo dado apenas encuentra ya hueco en nuestras vidas frente a lo elegido. O al menos en la apariencia. Descreídos de dioses y deidades sobre naturales, endiosados a cambio en nuestro propio yo, relegadas las obligaciones con los demás frente a los derechos subjetivos y al deber con uno mismo, todo es elegible y nada ha de ser impuesto. Lo dado es imposición y violenta nuestra libertad. Todo es elección, y nada puede ser dado. Lo elegido resulta siempre finito, cambiable e intercambiable. Nuestra vida es ahora un puzle que podemos montar y desmontar. La multiplicidad de opciones disponibles nos llama al cambio continuado. Leer más “Lo elegido frente a lo dado”

La metasociedad y el mundo replicante

Metapensamiento, metacognición, metaemociones, metalenguaje, metaproyectos, metaprogramación, metadatos … Hoy todo es ‘meta’. Vivimos el ‘metamomento’ en una ‘metasociedad’. Este prefijo de origen griego domina nuestros tiempos. Un prefijo nacido para expresar el ir más allá, el ver lo que hay ‘después de’, el reflexionar acerca de la cosa misma estudiada o analizada. Hoy, sin embargo, esta nueva burbuja del ‘meta’, esta hiper inflación, nace con otros fines y fija otros objetivos mucho menos abstractos, más propios de la sociedad súper práctica, utilitarista y evidente que habitamos. Andamos a la búsqueda del cómo, del procedimiento y de la fórmula mágica que pueda ser replicada. Leer más “La metasociedad y el mundo replicante”

La sociedad de la evidencia

Mejor si se ve, mejor si es evidente. Así pensamos y nos desenvolvemos en nuestros días. Sin apenas tiempo para la reflexión y en un mundo esencialmente emocional, todo ha de resultar evidente, fácil de ver, captar y digerir. Como si de bebés se tratara, ansiamos que todo nos venga masticado porque no podemos perder el tiempo en matices, abstracciones, dobles sentidos o ironías. Nos parecen esfuerzos estériles. Lo que importa es lo útil y lo útil es aquello que se ve, que se puede tocar y entender inmediatamente. Leer más “La sociedad de la evidencia”

Deshacer y derribar es nuestra nueva rutina

Destejer lo tejido para volverlo a tejer, derribar lo construido para volverlo a levantar, deshacer lo hecho para volverlo a hacer. Desfigurar y disolver lo que fue o lo que era para crear un nuevo es. Romper con lo anterior es hoy la norma. Existe un extraño atractivo en destrozar lo que nos antevino, aquello que fue antes. Expiarnos y renovarnos son condiciones indisolubles a nuestra naturaleza. Acabar con lo anterior, extinguirlo, es el camino intuitivo y sencillo. Ya no existen los legados si no son para resaltar su aspecto negativo e inducirnos al cambio. El legado positivo, el respeto a lo que funcionó, a lo que estuvo bien hecho, no importa de dónde ni de quién viniera, es víctima y reo del ansia de novedad posmoderna. Leer más “Deshacer y derribar es nuestra nueva rutina”