¿Y tú donde vives? ¿Pasado, presente o futuro? Mejor en los tres

Tendemos a interpretar el pasado, el presente y el futuro como entes externos a nosotros, que escapan de nuestro control y sobre los que no podemos actuar. Pensamos el pasado como algo que ya ocurrió y a lo que no podemos regresar, el presente como momentos fugaces que van transcurriendo sin apenas darnos cuenta, y el futuro como algo lejano difícil de visualizar aun a sabiendas de que llegará. Pero nada más incierto ni lejos de la realidad. Podemos controlar cómo vivimos e integramos estos tres tiempos en nuestras vidas. Leer más “¿Y tú donde vives? ¿Pasado, presente o futuro? Mejor en los tres”

¿Existen las verdades absolutas? Depende de dónde mires

Los seres humanos somos cazadores de certidumbres. Ansiamos hallar verdades absolutas que nos proporcionen seguridad. Nos gusta contarlas y que nos las cuenten. Somos una especie en constante búsqueda de fórmulas universales que puedan resolver nuestros problemas, ya sea en libros, conferencias, cursos, etc. Es esa una de las grandes paradojas de nuestro tiempo. Leer más “¿Existen las verdades absolutas? Depende de dónde mires”

¿Cambiar la realidad? Comienza por cambiar la perspectiva

Hagamos una sencilla prueba. Tomemos una instantánea y preguntemos a alguien conocido qué es lo que le llama la atención de esa imagen. De la infinidad de detalles que existen, esa persona escogerá uno o un par de ellos. Si hacemos la prueba con más gente, observaremos que cada uno fijará su atención en cuestiones determinadas no siempre coincidentes. Es decir, misma foto, percepciones diferentes. Ante la realidad objetiva y enmarcada que nos muestra esa imagen, cada persona atiende y ve una parte muy pequeña de la misma, que no siempre o casi nunca es similar a lo que detectan los demás. Leer más “¿Cambiar la realidad? Comienza por cambiar la perspectiva”

El camino interior hacia el éxito

El éxito es un camino que siempre comienza en el interior de cada persona. Nada sucede por casualidad. Aquello que conseguimos es fruto de una serie de etapas que comienzan en nuestro consciente, para pasar luego a nuestro subconsciente, que es el que finalmente nos mueve y guía para conseguir aquello que nos proponemos. La diferencia entre quienes controlan su vida y quienes no lo hacen estriba en tomar conciencia de este proceso, conocer y dominar sus fases, y hacerse responsable del mismo. Leer más “El camino interior hacia el éxito”

¿Qué distingue a las ideas exitosas del resto? Descubre el factor que diferencia a aquellas ideas que triunfan frente a las miles que se quedan en el camino

La historia está llena de personas que tuvieron una idea pionera e innovadora que se anticipaba al futuro, que era visionaria y claramente útil, pero que no triunfó. Y, sin embargo, esa misma idea con pocos ajustes se convierte en una historia de éxito poco tiempo después en mano de otra persona.

Cuando nos enfrentamos a entornos novedosos donde creamos algo diferente, la gente no suele tener una concepción clara ni definida de lo que necesita o desea, y normalmente siquiera se ha parado a pensarlo. Esto significa que las ideas y las cosas no tiene un valor objetivo per sé, sino que en buena parte es algo subjetivo que se va añadiendo a nuestra forma de vida, a nuestra cultura, hasta que queda definido ese valor que luego irá evolucionando.

Es ahí donde entra el factor diferenciador, el que hace que las ideas adquieran ese valor. Un factor que es aplicable a cualquier aspecto de nuestra existencia que queramos hacer diferente y exitoso. Carrera profesional, relaciones sociales, etc. Leer más “¿Qué distingue a las ideas exitosas del resto? Descubre el factor que diferencia a aquellas ideas que triunfan frente a las miles que se quedan en el camino”

Videoblog. Una filosofía del éxito más benévola y moderada

Pocas cosas hay más importantes que definir lo que significa el éxito para cada uno y no dejar que otros lo definan por nosotros. Descubre en este vídeo una interesante, peculiar, original y divertida visión de lo que hoy significa tener éxito y de algunos de los peligros que lleva aparejados, así como sus causas.

 

La sociedad de la adición y de la adicción. Cuando sumar no siempre es positivo

Cuanto más, mejor. Esta máxima es uno de los principales motores que mueve nuestra sociedad. Más posesiones, más conocimientos (no importa lo relevantes o no que sean, ni la profundidad y valor real que posean), más amistades, más esperanza de vida, más ventas, más seguidores, más likes,… Adicionar es sinónimo de éxito, de progreso. Si no sumamos, tenemos la sensación de no avanzar, de no prosperar.

Como seres humanos, poseemos dos sesgos que nos llevan a decantarnos por adicionar cosas en nuestras vidas. De una parte, tenemos una pronunciada aversión a la pérdida. No nos gusta perder algo que nos pertenezca, por lo que la tendencia no es a restar sino a sumar y acumular. De otra, poseemos un instinto primitivo que nos incita a guardar por si vienen tiempos de escasez.

A su vez, en el ámbito social el disponer de más nos provee de un cierto estatus, de una posición y un reconocimiento. Hemos creado una ecuación en la que tener más es igual a ser más. El tener equivale al ser. Así que cuanto más sumamos, más tenemos y más somos. Es algo fácil de entender, tangible y reconocible, de ahí que la idea se haya expandido rápida y extensamente entre todos nosotros. Leer más “La sociedad de la adición y de la adicción. Cuando sumar no siempre es positivo”