Revindicar lo aburrido

“Los viejos iban y se perdían en el olvido; en su reemplazo venían los nuevos, pero también a estos ella se acostumbraba pronto o sufría una decepción; comenzaba entonces a buscar ávidamente nuevos y nuevos personajes, los encontraba y volvía a buscarlos. ¿Para qué?”. La virtud de lo clásico resulta de expresar a su manera única la esencia de lo que no cambia con el pasar del tiempo, aquello que pertenece de siempre a la naturaleza humana y no deja de manifestarse bajo distintas formas. Valgan como muestra estas líneas con las que Chejov dibujaba hace más de un siglo a un personaje de uno de sus cuentos. Leídas hoy parecen describir a la perfección cómo se desempeña la sociedad de nuestros días. La novedad, la búsqueda ávida, el reemplazo, la pronta decepción, la conversión de lo nuevo en lo viejo en un visto y no visto. Una aversión a lo estático, a lo que no se mueve y permanece, una huida de todo ello a través del movimiento y de lo veloz. Un horror vacui existencial que se transforma en una forma de vivir y de relacionarnos.

Leer más “Revindicar lo aburrido”

Un pedazo de cielo

“Cierto es que en mi casa hay toda clase de cosas inútiles. Sólo falta en ella lo necesario: una gran porción de cielo como aquí. Intente conservar siempre una porción de cielo por encima de su vida, muchacho”. Como todo lo clásico, estas palabras de Por el camino de Swann alcanzan con maestría y sencillez lo esencial, una esencia que se convierte en inmortal a la vez que se renueva a la luz de cada tiempo para permanecer siempre actual. Así son los clásicos y su grandeza, y así también lo es este breve extracto. Tres escuetas líneas que radiografían lo fútil de lo superfluo que es abundante, y la escasez e importancia de lo esencial que tendemos a olvidar.

Leer más “Un pedazo de cielo”

Los vagos y el valor de cambio

En los años sesenta, Douglas McGregor estableció sus célebres teorías de la X y de la Y para definir dos interpretaciones distintas a la hora de entender la actitud de las personas hacia el trabajo, y de esta manera, enfocar la forma de dirigirlos. En la teoría de la X, el individuo es considerado como un ser poco activo y con escasa motivación, que esquiva la responsabilidad, que posee aversión al esfuerzo y que carece de ambición. Por el contrario, la teoría de la Y estima al ser humano como alguien implicado en su trabajo, proactivo, motivado y con una disposición positiva hacia el esfuerzo y la toma de responsabilidades. Estas visiones, o más bien interpretaciones de la naturaleza humana, propias de un ámbito de gestión empresarial, se han expandido sin embargo a todos los rincones de nuestra sociedad. En un mundo en el que los mecanismos de mercado han copado cualquier rincón, y las relaciones cada vez resultan más transaccionales, no es extraño que estas teorías hayan saltado el cerco de lo meramente empresarial para contaminar la visión generalizada que poseemos de nosotros mismos como especie. Y con ello, la manera en la que nos regulamos y organizamos socialmente.

Leer más “Los vagos y el valor de cambio”

Reescribir historias

Estos tiempos, y cuáles no, son especialmente propicios para la metáfora y la búsqueda de similitudes. Hoy me viene a la frágil memoria la historia de aquel escritor norteamericano que, tras una azarosa vida en otros oficios, tomó la determinación de encerrarse un par de años en un minúsculo piso de la ciudad para escribir su gran obra. Con dinero escaso, cumplir los plazos fijados para terminarlo era fundamental. Finalizado el manuscrito y antes de que editorial alguna lo hubiera contratado, un fatal incendio destruyó parte de su piso, y con él también su creación. Desolación, frustración, impotencia y enfado fueron las inesperadas invitadas de aquel momento que debía haber sido todo lo contrario. Un incidente ajeno e imprevisto echaba por tierra no solo dos arduos años de trabajo, sino algo más, sus esperanzas y expectativas de arrancar una nueva vida como escritor. Como historia con final feliz (si no, no la hubiéramos conocido), el protagonista del relato decidió volverse a encerrar en su minúsculo inmueble y, a base de tesón, perseverancia e imagino de buenas dosis de desesperación, reescribir la historia que finalmente se convirtió en un éxito. Leer más “Reescribir historias”

De casualidades y causalidades

Estar donde las cosas suceden. Hay personas que parecen estar dotadas con el don, tocadas con la “fortuna” de encontrarse en esos lugares y momentos donde acaecen las cosas importantes, donde nacen esos acontecimientos que quedan impresos allá donde nada ni nadie las borra. Gentes que despliegan su vida en un mapa de casualidades continuadas que nos admiran, al tiempo que se nos aparecen a veces casi imposibles e increíbles. Leer más “De casualidades y causalidades”

INSATISFICCIÓN disponible en Ebook también en La Casa del Libro y FNAC

INSATISFICCIÓN ya disponible también en ebook para La Casa del Libro y FNAC. No dejes de disfrutar de un libro imprescindible para estos tiempos.

LA CASA DEL LIBRO: https://www.casadellibro.com/?q=insatisficcion

FNAC: https://www.fnac.es/a7334064/Insatisficcion-Como-necesidades-ficticias-crean-insatisfacciones-ficticias#omnsearchpos=1

 

 

Ya en preventa mi libro INSATISFICCIÓN

El próximo 19 de marzo sale a la venta mi libro Insatisficción. Como necesidades ficticias crean insatisfacciones ficticias,  editado por el sello Oberón del Grupo Anaya. Espero que seas un próximo lector.

Te dejo aquí la sinopsis y recuerda que YA PUEDES RESERVARLO CON UN 5% DE DESCUENTO EN AMAZON.

¿Tener muchas opciones acrecienta el sentimiento de culpa? ¿Por qué las ofertas personalizadas nos transforman en conformistas y manipulables? ¿La demanda de especialización reduce nuestra capacidad creativa y empática? ¿Cuáles son las razones por las que nos hemos vuelto una sociedad nostálgica, solitaria, adicta al rumor y polarizada?

Estas y otras muchas preguntas encuentran respuesta en ‘Insatisficción’. Vivimos en la sociedad con más abundancia de la historia de la humanidad y, sin embargo, estamos más insatisfechos que nunca. La primacía de determinados valores sociales y estilos de vida, los avances tecnológicos, el modelo económico actual, la forma en la que nos comunicamos y el papel desdibujado de las instituciones de siempre han creado necesidades ficticias que nos conducen a una insatisfacción permanente. Con una perspectiva original y diferente que abarca múltiples disciplinas, este libro nos revela las causas que originan esta insatisfacción, sus consecuencias y cómo superarlas. Un título imprescindible para entender cómo nos afecta la realidad que nos rodea y lograr una auténtica satisfacción. Una mirada original, diferente y cautivadora que cambia nuestra forma de ver la realidad.

insatisficcion

 

La libertad también nos da miedo

Atracción y temor, necesidad y rechazo, búsqueda y evitación. El ser humano, que en todo es ambivalente, ha encontrado en la libertad un escenario ideal para mostrarla en toda su dimensión. La libertad nos atrae pero nos causa temor, la necesitamos pero cuando la logramos tendemos a rechazarla, la buscamos pero la evitamos cuando la hemos encontrado. Un movimiento dinámico, una alternancia entre lo deseado y lo repudiado que ya fue apuntada en el pasado siglo por Erich Fromm y que ha tomado un cuerpo aún mayor en nuestros días. Y lo ha hecho de formas y maneras subliminales, y apenas perceptibles. Leer más “La libertad también nos da miedo”

Clásicos

Decía Italo Calvino que un clásico es aquél que nunca termina de decirnos aquello que tiene que decirnos. Los clásicos nos hablan repetidamente, y nos hablan siempre distinto. La primera nunca es igual a la segunda vez, ni a la tercera ni a las siguientes. En ellos, la maravillosa experiencia de lo conocido, de lo que permanece y nunca cambia se hermana con desconocidos recovecos y rincones que nos siguen descubriendo algo nuevo, algo antes no visto por unos ojos y sentidos que quizás aún no estaban preparados. Leer más “Clásicos”

Deshacer y derribar es nuestra nueva rutina

Destejer lo tejido para volverlo a tejer, derribar lo construido para volverlo a levantar, deshacer lo hecho para volverlo a hacer. Desfigurar y disolver lo que fue o lo que era para crear un nuevo es. Romper con lo anterior es hoy la norma. Existe un extraño atractivo en destrozar lo que nos antevino, aquello que fue antes. Expiarnos y renovarnos son condiciones indisolubles a nuestra naturaleza. Acabar con lo anterior, extinguirlo, es el camino intuitivo y sencillo. Ya no existen los legados si no son para resaltar su aspecto negativo e inducirnos al cambio. El legado positivo, el respeto a lo que funcionó, a lo que estuvo bien hecho, no importa de dónde ni de quién viniera, es víctima y reo del ansia de novedad posmoderna. Leer más “Deshacer y derribar es nuestra nueva rutina”