Lo elegido frente a lo dado

Hiper individualistas como somos y como nuestra sociedad nos ha enseñado a ser, lo dado apenas encuentra ya hueco en nuestras vidas frente a lo elegido. O al menos en la apariencia. Descreídos de dioses y deidades sobre naturales, endiosados a cambio en nuestro propio yo, relegadas las obligaciones con los demás frente a los derechos subjetivos y al deber con uno mismo, todo es elegible y nada ha de ser impuesto. Lo dado es imposición y violenta nuestra libertad. Todo es elección, y nada puede ser dado. Lo elegido resulta siempre finito, cambiable e intercambiable. Nuestra vida es ahora un puzle que podemos montar y desmontar. La multiplicidad de opciones disponibles nos llama al cambio continuado. Leer más “Lo elegido frente a lo dado”

Las ciudades atrezo y nuestras realidades ficción

Las ciudades siempre han sido fieles representaciones de la época que vivimos. En ellas quedan grabados rasgos de momentos pasados y presentes, y en ellas se encuentra el mejor retrato de la sociedad que las construye y habita. En un tiempo donde realidad y ficción se confunden, donde lo fake convive con lo veraz hasta siquiera saber qué es qué, donde la post globalización y la virtualización de nuestras vidas han definido una nueva forma de ser, de estar y de relacionarse, las ciudades se transforman y se adaptan a las nuevas circunstancias. Atrás quedaron ya aquellas ciudades periféricas rodeadas de centros comerciales y de malls infinitos. Los centros de las grandes urbes son ahora revisitados y reconquistados por una nueva especie. Cadenas y marcas que nacieron y crecieron a la sombra de las grandes superficies, se ‘jibarizan’ para copar el centro de las urbes. En una nueva dinámica migratoria, enseñas con gigantes espacios a las afueras se miniaturizan para llegar al centro. Leer más “Las ciudades atrezo y nuestras realidades ficción”

La sociedad de la evidencia

Mejor si se ve, mejor si es evidente. Así pensamos y nos desenvolvemos en nuestros días. Sin apenas tiempo para la reflexión y en un mundo esencialmente emocional, todo ha de resultar evidente, fácil de ver, captar y digerir. Como si de bebés se tratara, ansiamos que todo nos venga masticado porque no podemos perder el tiempo en matices, abstracciones, dobles sentidos o ironías. Nos parecen esfuerzos estériles. Lo que importa es lo útil y lo útil es aquello que se ve, que se puede tocar y entender inmediatamente. Leer más “La sociedad de la evidencia”

Diversidad no es desigualdad

Una premisa perniciosa y peligrosa se ha colado en nuestra sociedad y en cada uno de nosotros casi sin darnos cuenta, silenciosa y sigilosamente. Una equivalencia perversa que nos susurra la idea de que la existencia de lo diverso se hace acompañar inexorablemente de su correspondiente dosis de desigualdad. Aceptar nuestras diferencias, nuestro ser distintos y únicos, supone reconocer implícitamente un grado mayor o menor de desigualdad. Enfrentarse a esa desigualdad, revolverse contra ella, es entonces removerse contra el respeto a ser diferentes y contra nuestra propia libertad. Leer más “Diversidad no es desigualdad”

Anticiparse para perderse

¡Feliz año 2021! Todos brindaban alegres por el año que entrará dentro de un año. Pero ¿qué es saltarse un año si se puede disfrutar cuanto antes de otra Navidad? Llegó luego marzo, con sus bañadores y cremas bronceadoras, y prepararon sus maletas para las vacaciones de agosto mientras una primavera floreciente pasaba desapercibida y se entremezclaba incómodamente con sus ansias veraniegas. ¡Ya es Navidad! Gritaban los niños en septiembre mientras paseaban nuevamente entre dulces típicos de las fiestas. ¡Cómo pasa el tiempo!, pensaban los padres. Ya estamos en 2022, ¿o 2023?, se preguntaban. Leer más “Anticiparse para perderse”

Deshacer y derribar es nuestra nueva rutina

Destejer lo tejido para volverlo a tejer, derribar lo construido para volverlo a levantar, deshacer lo hecho para volverlo a hacer. Desfigurar y disolver lo que fue o lo que era para crear un nuevo es. Romper con lo anterior es hoy la norma. Existe un extraño atractivo en destrozar lo que nos antevino, aquello que fue antes. Expiarnos y renovarnos son condiciones indisolubles a nuestra naturaleza. Acabar con lo anterior, extinguirlo, es el camino intuitivo y sencillo. Ya no existen los legados si no son para resaltar su aspecto negativo e inducirnos al cambio. El legado positivo, el respeto a lo que funcionó, a lo que estuvo bien hecho, no importa de dónde ni de quién viniera, es víctima y reo del ansia de novedad posmoderna. Leer más “Deshacer y derribar es nuestra nueva rutina”

Palabras gastadas, palabras vacías

La cultura del mainstream llega a todas las esquinas y recovecos de nuestra vida. Lo que antaño fue exclusivo del universo del entretenimiento (series, películas, música) y de los medios de comunicación, hoy aterriza en política, ciencia, arte y cualquier otra disciplina imaginable. La marea de la ‘corriente popular’ lo alcanza todo, también nuestras palabras. Ellas son nuestra forma más valiosa de expresarnos, de entendernos y entender, de sentir, de pensar, de estar y de ser. Son nuestras, y son de todos. Nuestras porque en su elección nos definimos y dotamos de identidad. De todos porque son nuestro vehículo para comunicarnos y ser comprendidos. Leer más “Palabras gastadas, palabras vacías”