INSATISFICCIÓN disponible en Ebook también en La Casa del Libro y FNAC

INSATISFICCIÓN ya disponible también en ebook para La Casa del Libro y FNAC. No dejes de disfrutar de un libro imprescindible para estos tiempos.

LA CASA DEL LIBRO: https://www.casadellibro.com/?q=insatisficcion

FNAC: https://www.fnac.es/a7334064/Insatisficcion-Como-necesidades-ficticias-crean-insatisfacciones-ficticias#omnsearchpos=1

 

 

¡Ya disponible versión Kindle de INSATISFICCIÓN!

¡YA ESTÁ DISPONIBLE LA VERSIÓN KINDLE DE INSATISFICCIÓN! Si prefieres leer el libro en tu dispositivo Kindle ya puedes comprarlo en Amazon. Gracias a los que estáis comprando INSATISFICCIÓN y a los que aún no lo habéis hecho, os esperan unas páginas repletas de reflexiones que nos orientan en estos tiempos convulsos.

AMAZON: https://www.amazon.es/dp/B086QLY95D/ref=sr_1_1?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&dchild=1&keywords=insatisficcion&qid=1585914792&sr=8-1

pantallazoanuncioversiondigital

 

Empleocéntricos

“Es el empleocentrismo, estúpido”, podríamos decir parafraseando aquella famosa sentencia de “es la economía, estúpido” que con tanto éxito empleara Clinton en su campaña electoral a la Casa Blanca allá por el año 1992. Cuán errados estábamos al creer que éramos antropocentristas herederos de aquella centralidad humana surgida en el Renacimiento. No, el individuo ha sido desplazado del centro, de su ansiado cetro, que ha sido tomado sigilosa y progresivamente por el empleo.  Los seres humanos gravitamos ahora en su órbita y bailamos a su son. Todos, sin exclusión. Del rico al pobre, del empleador al empleado, nadie se libra de esa gravitación. Si buscamos la causa principal de nuestra zozobra, inquietud, incertidumbre y desorientación en este confinamiento involuntario e imprevisto no encontraremos una mejor que el empleocentrismo. Leer más “Empleocéntricos”

La cultura nunca falla

Releo estos días las memorias de Stefan Zweig e imaginariamente me encuentro sentado en el salón Bösendorfer escuchando un concierto e, imaginariamente también, disfruto de la particular acústica de sus vetustas paredes revestidas de madera. Es el último concierto y allí sentadas hay poco más de cuatrocientas personas que se resisten a su cierre. Un edificio moderno, funcional y “útil” ocupará su lugar en un futuro. Se apagan las luces y tratan de echar a la audiencia, pero allí nadie se mueve. Todos se resisten a salir de aquella sala que en otros tiempos pisaran Chopin, Brahms, Rubinstein y Listz. Pasan los minutos que se hacen quince, luego media hora, una hora y así durante mucho tiempo más. Ninguna persona se levanta. Leer más “La cultura nunca falla”

Hoy sale a la venta online el libro INSATISFICCIÓN

Hoy sale a la venta INSATISFICCIÓN en las librerías que mantienen la venta online. Tanto su título como mucho de su contenido parecen premonitorios de lo que hoy vivimos. Muchas de las necesidades que nos creamos son ficticias y apenas nos damos cuenta de ellas. Y todo hace que, siendo la sociedad con más abundancia de la historia, estemos más insatisfechos que nunca. Es un buen momento para explorar lo que nos provoca esa sensación, sus consecuencias y cómo superarlo. ¡Lee, reflexiona y resiste!

La distopía y la fragilidad

Distópicos y frágiles, así somos hoy. La distopía, aquél “mal lugar” que Tomás Moro contraponía a ese lugar ideal que representaba lo utópico, ha acampado entre nosotros. De la ciencia ficción a género en sí mismo y de género a realidad. La realidad confundida con la ficción y la ficción entreverada con la realidad. Alimentar el monstruo de esa confusión, eliminar las barreras y convertir todo en espectáculo, hacer de lo importante banal y de lo banal algo importante esconde en su interior el caos y la desconfianza. La distopía encuentra en esa confusión el terreno abonado para crecer y ramificarse. Lo que un día fue información hoy se convierte en propaganda, apenas distinguimos lo veraz de lo que no lo es, imaginamos poderes oscuros que nos dominan y ocultan información, nos sobre protegemos e hiper prevenimos porque todo es peligro en potencia, todo nos produce pavor. Nos sentimos en una vigilancia continua y flaquea nuestra idea de libertad, mientras caemos presa del histerismo y de la sobre reacción porque todo deviene en amenaza. Así es nuestro mundo hoy, así es nuestra sociedad distópica. Leer más “La distopía y la fragilidad”

El hombre invisible

Visibilizar es la palabra. Ser, estar, hacerse visible como consigna de nuestros días. Poco importa se trate de causas sociales, decisiones políticas, arte, cultura, empresas o personas, si algo desea existir e incluso sobrevivir, ha de visibilizarse. Comprimimos todo nuestro ser en escasas etiquetas, en hashtags que han de definirnos, hacernos accesibles y localizables en la jungla ‘internetiana’. Y cuanto más arriba en las posiciones se nos muestre, más existimos. El medio transfigurado en fin, la herramienta en objeto. Poco importa lo que tengamos que decir si apenas somos visibles. Lo que no se ve, no existe, no sobrevive. Leer más “El hombre invisible”