¿Nos vamos de los trabajos por nuestros jefes? NO, hay tres razones más poderosas

Vivimos rodeados de hypes continuamente, de mantras que se van repitiendo y multiplicando con rapidez gracias a las redes y que se convierten en una verdad indiscutible y aceptada, que además se refrenda con estudios científicos y encuestas que lo demuestran.

Uno de los que más nos encontramos últimamente es el de que las personas abandonan su trabajo fundamentalmente por tener malos jefes. Es evidente que todo el ecosistema que rodea a nuestro puesto, desde la cultura empresarial, la estructura organizativa, estilo de dirección hasta los propios compañeros que nos acompañan, son factores importantes que afectan en mayor o menor medida a nuestro bienestar. Y, cómo no, dentro de esas variables, disponer de un jefe peor o mejor también tiene una alta incidencia en cómo nos encontremos.

Sin embargo, es un hecho que cuando preguntamos, casi nadie suele manifestar un gran entusiasmo acerca de sus jefes (por lo menos del que le toca en ese momento, porque a posteriori y con perspectiva, muchos de ellos acaban siendo mejor recordados y apreciados de lo que fueron en su tiempo) pero se mantienen en sus puestos. Salvo situaciones excepcionales (para bien y para mal), existe una aceptación de los jefes como un mal menor. Lo cierto es que el jefe se convierte muchas veces, de forma inconsciente, en un recurso en el que proyectar algunas de nuestras inseguridades, limitaciones y frustraciones. Es la excusa perfecta para eludir ciertas circunstancias que dependen en buena parte de nosotros y que no abordamos.

Son precisamente tres de esas circunstancias las que realmente marcan nuestro sentir en el trabajo y la necesidad de irnos o de permanecer, más allá de jefes, clientes, compañeros y otras muchas cuestiones.

Las tres razones que SÍ nos hacen abandonar un trabajo

Como decíamos, todo contribuye al bienestar o malestar en un puesto de trabajo, pero hay tres temas que, por muy buen jefe y compañeros que tengamos, por muy buena cultura empresarial o por muy buen salario que se perciba, si no se tienen, harán que terminemos por abandonar el trabajo tarde o temprano.

Desear, querer y amar aquello que estamos haciendo. ¿Cuántos de nosotros estamos dejando nuestro tiempo y esfuerzo en una tarea que realmente amamos realizar, y lo deseamos con toda nuestra intensidad y convicción? Sin esta premisa, podremos sentirnos mas o menos cómodos en nuestro desempeño, pero siempre faltara “ese algo” y tendremos la sensación de que estamos desperdiciando nuestro tiempo.

Disponer de las competencias para la tarea, y de la posibilidad de ponerlas en práctica y desarrollarlas. Pocas cosas resultan más frustrantes que enfrentarnos a un trabajo que no permite desplegar todas nuestras competencias y mejorarlas. Si las funciones no están en consonancia con lo que percibimos y sabemos que son nuestras verdaderas posibilidades, corremos el riesgo de caer en una resignación peligrosa.

Agregar valor a la sociedad. Esta es una de las principales motivaciones para dejar un puesto de trabajo, aunque muchas veces se encuentra camuflada. Todos, absolutamente todos, deseamos realizar cosas que tengan una incidencia directa en la sociedad, en aquello que nos rodea. Si no somos capaces de ver y detectar ese valor, no tendremos claro el para qué hacemos lo que hacemos y sin ese sentido, no existirán ni el compromiso ni el autoliderazgo, dos claves fundamentales para estar bien en el trabajo.

Antes de mirar a nuestros compañeros, jefes y otras cuestiones externas a nosotros, deberíamos observar cómo de satisfechos estamos con estos tres puntos y asumir nuestra parte de responsabilidad en ello.

 

Si te ha interesado este artículo y otros del blog elfactorpersona.com y quieres plantear alguna colaboración, puedes contactar en oscarfajar@gmail.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s