El camino interior hacia el éxito

El éxito es un camino que siempre comienza en el interior de cada persona. Nada sucede por casualidad. Aquello que conseguimos es fruto de una serie de etapas que comienzan en nuestro consciente, para pasar luego a nuestro subconsciente, que es el que finalmente nos mueve y guía para conseguir aquello que nos proponemos. La diferencia entre quienes controlan su vida y quienes no lo hacen estriba en tomar conciencia de este proceso, conocer y dominar sus fases, y hacerse responsable del mismo.

Las etapas del camino interior hacia el éxito

Como decíamos anteriormente, esta senda se inicia en el mundo consciente para posteriormente pasar al subconsciente y dejar que sea él quien nos dirija. Tan importante es conocer estas fases como respetar su secuencia.

Imaginación. La imaginación es el primer paso. Hemos de activarla y trabajarla de una manera consciente y continuada porque es la que nos permite visualizar un futuro, una imagen deseada, un fin al que tender. Es la que nos pone alerta para obtener información, relaciona aspectos diversos y crea las ideas que nos van a guiar y que nos hacen ser quienes somos.

Propósito. Una vez activada la imaginación, es ella la que nos va a ayudar a crear el propósito. Es el para qué, lo que va a dar razón, sentido y dirección a nuestras acciones. Sin él, no existe rumbo. Es un ejercicio consciente y voluntario de decisión de lo que sí queremos y lo que no queremos en nuestra vida.

Deseo. El deseo es el motor que impulsa todo. Hemos de provocar en nosotros un deseo vívido y claro. Hay que hacerlo tangible, visualizarlo y alimentarlo diariamente. Sin deseo no hay emoción, y sin emoción no hay movimiento.

Autosugestión. Este es el paso del consciente al subconsciente. Sugestionamos nuestra mente con nuestro propósito y deseo para que se enfoque en trabajar solo en aquello que deseamos y elimine cualquier perturbación en el camino. Para ello, hemos de escribir ese propósito y deseo, repetirlo constantemente y convertir esta práctica en un hábito diario.

Fe. La autosugestión nos lleva a la fe, que es creer de manera inquebrantable en aquello que no se ve. Nos proporciona la confianza ante la incerteza de aquello que aún no se ve y de esta forma eliminamos las dudas. Si no hay autosugestión, no hay fe.

Pensamientos positivos. El pesimismo y la negatividad, así como los pensamientos saboteadores, vienen solos y no hace falta llamarlos. Pero los positivos requieren de una invocación clara, de un entrenamiento para que estén siempre presentes e impidan el paso a los negativos.

Conocimiento. Aquí volvemos al mundo consciente porque una vez enfocados y programados, tenemos que adquirir los conocimientos necesarios para disponer de las herramientas y recursos para lograr lo que deseamos.

Planes y plazos. Sin una planificación y unos plazos fijados, no hay camino y todo se quedará en el plano de lo deseable. Estos dos primos hermanos nos centran, sitúan y orientan.

Decisión. La indecisión es la principal fuente de nuestras preocupaciones. Ataca nuestra confianza y nuestra autoestima. Hemos de ser rápidos y firmes en la toma de decisiones para ponernos en marcha.

Acción y cooperación. Si hemos pasado por todos los pasos adecuadamente, la acción viene prácticamente sola y se nos presenta como una consecuencia inevitable y fácil de acometer. Y nunca hemos de olvidar que nada de lo que logramos es posible sin la colaboración y cooperación de alguna persona en algún momento.

Perseverancia. No es la etapa final del proceso, es nuestro acompañante fundamental a lo largo de todo el camino. Si en algún momento falla, hemos de revisar si en alguna de las etapas algo no está funcionando. La perseverancia alimenta cada uno de estos pasos, pero también se nutre de ellos. Es la que mantiene en marcha todo este entramado.

No hay logro posible si no pasamos por todas estas fases y somos conscientes de la importancia de cada una. El éxito comienza siempre con un camino interior.

 

 

Si te ha interesado este artículo y otros del blog elfactorpersona.com y quieres plantear alguna colaboración, puedes contactar en oscarfajar@gmail.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s