Nunca hagas planes B cuando ya has tomado una decisión. Estos son los 10 riesgos de hacerlo

Cuando hace unos cuentos siglos en las playas de México, Hernán Cortés ordenó desmontar todos los barcos, tenía claro que, si quería conquistar esas tierras, no podía dejar abierta ninguna otra opción más que quedarse allí y eliminar cualquier otra posibilidad que despistara a su tripulación y a sus tropas. Sabía que cualquier plan B arruinaría su misión. En pleno siglo XXI, sin embargo, ante un entorno de incertidumbre e inseguridad, proliferan los planes B y los “por si acaso”. Lo cierto es que nada hay tan nocivo y perjudicial como abrir la puerta a opciones alternativas una vez que se ha tomado una decisión. Tanto en mi experiencia propia como en otras ajenas, no he visto nunca un resultado óptimo cuando se contemplan otras posibilidades si ya existe un curso de acción tomado.

Los 10 riesgos de poner en marcha un plan B

Aumento del descuerdo y las divisiones. En cuanto se abre la posibilidad de una opción nueva que además suele parecer menos agresiva y más racional, comienzan a abrirse las disensiones entra las personas y los equipos, el liderazgo se resiente y también la coordinación y el trabajo fluido.

Desvío de recursos. Tanto materiales como económicos y humanos, cuando se establece otra  vía comienzan a detraerse consciente e inconscientemente recursos para cubrir el “por si acaso”, y hace que el plan A se resienta.

Disminución del compromiso. Es inevitable. En el momento en que se crean otras opciones, comienzan las dudas, el sabotaje y se frena el compromiso con la alternativa inicial.

Reduce la confianza. Indisolublemente unida con el punto interior, al abrirse una veta en el compromiso, también ocurre lo propio con la confianza. Aumentan las probabilidades de que se produzca una profecía autocumplida y se acabe ejecutando el plan B.

Menor esfuerzo. Los planes B siempre suelen ser más cómodos y de menos riesgo, por lo que siempre se tenderá hacia ellos porque resultan más fáciles, seguros en apariencia y requieren menos esfuerzos.

Adiós a la concentración e intensidad. Metafóricamente es como un tanque de agua. Mientras está cerrado y sin fugas, hay presión, intensidad, fuerza. En cuanto se abre una fuga, todo ello se escapa. Lo mismo sucede con los planes B, son ese escape que hace que la concentración e intensidad desaparezcan.

Dificultad para mantener la motivación. Es harto complicado mantener la moral y motivación alta cuando comienzan a instalarse dudas sobre la idoneidad y cumplimiento del plan inicial. La motivación requiere convencimiento y, si este falta, se resiente.

Resultados insatisfactorios. La consecuencia de todos los puntos anteriores es un resultado insatisfactorio. Si se sigue con el plan A, es probable que se haya descafeinado por la influencia del plan B y si se ha optado por este, seguro que no responde a las necesidades reales, porque en realidad nunca fue una alternativa valorada en primera instancia.

Mayor inversión posterior. Un mal resultado provoca nuevas iniciativas para parchear lo que el plan B no ha solucionado y se entra así en una espiral de inversiones para intentar arreglar lo que no se cubre.

Sentimientos de culpa y remordimiento. Es inevitable que aparezcan la culpa y el remordimiento, así como los reproches y el mal ambiente. Surgen los “si hubiéramos hecho” y los “ya te lo dije” que dejan el ambiente enrarecido y dificultan el trabajo conjunto.

Los planes B no son una opción o, mejor dicho, son una mala opción. Nunca lo olvides.

 

Descubre cómo el coaching puede ayudarte a cumplir tus planes A

Si quieres más información o contratar sesiones de coaching:

Contacta en: coachingelfactorpersona@gmail.com

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s