¿Por qué la complejidad nos hace infelices? Descubre cuatro formas de recuperar tu felicidad en el trabajo

¿Sabes exactamente qué impacto tiene en el destinatario final el trabajo en el que pasas buena parte de tus horas al día? Es más, ¿conoces quién es? ¿cuánto de ti, de lo que tú realmente eres y quieres expresar está representado en aquello que haces? ¿qué es realmente tuyo y qué se debe a las interminables interacciones con un montón de personas y a los inacabables procesos?

El interés de las empresas por llegar a cada vez un mayor número de gente con un menor coste y más rapidez ha ido generando procesos largos y complejos, y colocando en ellos a un creciente número de personas que se han convertido en una pieza más de esa cadena.

¿Las consecuencias? Gran parte de los trabajadores desconocen el valor real que aportan, pierden el contacto con lo que realmente genera satisfacción, que no es más que ver el impacto que lo que hacen tiene en el consumidor final. Y acaban trabajando “hacia dentro”, haciendo las cosas más complejas para justificar su trabajo.

Otra de esas consecuencias es la aparición de una “asimetría” en la asunción de responsabilidades. Esto significa que las personas que están en contacto directo con los clientes terminan asumiendo no solamente las responsabilidades que les corresponden, sino las de todas esas personas que están trabajando en esa cadena y que están lejos de esos usuarios finales. Cuanta más complejidad, más distancia con el resultado final y más asimetría.

Un ejemplo muy claro lo tenemos en el de los departamentos comerciales y los de atención al cliente. Su interacción directa con los destinatarios de los productos o servicios que venden hace que tengan que ser los que resuelvan en primera línea cualquier objeción o queja de un cliente, a pesar de que muchas de las incidencias estén generadas en otro eslabón de esa cadena.

Sin embargo, ¿qué ocurre con estas áreas comerciales y de atención cuando tienen éxito? Suelen ser las que más satisfacción cosechan, porque ven directamente el impacto de su esfuerzo y trabajo, y porque buena parte de su resultado depende de lo que ellos ponen en él, de lo que son. Están más expuestos, pero esa misma exposición les proporciona más felicidad cuando lo consiguen.

Los procesos crean complejidad y burocracia, y propician que las personas que están dentro de ellos pierdan la perspectiva del verdadero valor que aportan, hagan de esos procesos y de la complejidad un fin en sí mismo, y dejen de poner en aquello que hacen lo que realmente son. ¿El resultado? Altas dosis de infelicidad.

Cuatro formas de recuperar tu felicidad en el trabajo

Para recuperar tu felicidad, existen cuatros elementos que deberías tener en cuenta allá donde estés trabajando y procurar que siempre se cumplan.

Contactar directamente con quienes reciben tu trabajo final. Nunca pierdas el contacto con aquellas personas que van a ser los destinatarios del producto o servicio que contribuyes a crear. Y no olvides que ese es el objetivo de tu trabajo, no el proceso ni la burocracia.

Poner lo que tú eres en aquello que haces. No dimitas de lo que eres, aunque las interacciones sean procelosas y complejas. Lo que eres debe estar de alguna forma en aquello que haces.

Asumir tus responsabilidades. No tengas miedo de asumir responsabilidades. Cuando pones lo que tú eres y no pierdes contacto con el cliente, es mucho más fácil que aceptes la parte que te corresponde cuando las cosas no funcionan. No permitas que otros sufran tus errores. Evita la asimetría.

Hacerlo siempre sencillo. Si puedes hacerlo todo en un paso, mejor que en dos. Cada eslabón de la cadena hace todo más complejo, te aleja más del resultado final y te enreda en la burocracia.

 

Aumentar tu felicidad en el trabajo, aunque a veces no lo creas, depende de ti.

 

Descubre cómo el coaching puede ayudarte a encontrar tu felicidad en el trabajo

Si quieres más información o contratar sesiones de coaching:

Contacta en: coachingelfactorpersona@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s