Las cinco características de las personas de éxito. Tú también puedes desarrollarlas. No lo dejes para mañana y ¡comienza ya!

Cada persona es única y distinta. Dispones de tus propios recursos, habilidades y competencias que pueden hacer que tengas una vida exitosa. Exitosa no significa hacer mucho dinero o destacar en el ámbito profesional, sino vivir plenamente conforme a lo que piensas, sientes y quieres ser. Ni más ni menos.

Sin embargo, gran parte de la gente no siente que estén viviendo la vida que les gustaría. Aunque todos somos diferentes, hay cinco características que todas las personas de éxito tienen en común y que tú también puedes desarrollar.

Las cinco características de las personas de éxito

Se autoconocen. Las personas de éxito tienen muy claro que es fundamental llevar a cabo un proceso de autoconocimiento. Ser, pensar, sentir y hacer son las cuatro palabras básicas que toda persona de éxito tiene claras, porque son las que les definen y les sitúan en el mundo. Además, siempre tienen abierto este proceso porque el ser humano está en continua evolución.

Toman conciencia. Tienen conciencia de ellos mismos y de sus circunstancias. Esto supone “darse cuenta de las cosas”, ver las inconsistencias e incoherencias que te están frenando, descifrar las cualidades y las posibilidades con las que cuentas para impulsarte hacia tu objetivo.

En este tomar conciencia las personas de éxito marcan su propósito, visualizan su futuro y sus objetivos en cada ámbito de su vida, descubren su temperamento y cómo gestionarlo, fijan dónde deben ser competentes, conocen sus valores, sus cualidades y las activan, potencian creencias que les ayudan y silencian las que les limitan, y tienen claras cuáles son sus motivaciones intrínsecas que les van a mover de manera sostenible hacia su fin.

Tomar conciencia es la clave para enfocarte adecuadamente y aprovechar todas las potencialidades que posees.

Son responsables. Quienes tienen éxito no echan balones fuera. Asumen su responsabilidad y la quieren. No culpan a los demás ni a las circunstancias. Trabajan por ampliar cada vez más su zona de influencia, allá donde ellos pueden ser más responsables. No la eluden ni le tienen temor. Protagonizan su vida y no se convierten en víctimas de ella.

Crean su propia agenda y no permiten que otros lo hagan por ellos. De esta forma, nunca ponen excusas y cuando fallan, aprenden rápidamente y corrigen, porque no hay aprendizaje si no hay responsabilidad.

Pasan a la acción. Se autoconocen, toman conciencia y responsabilidad, pero no se quedan en el mundo del pensamiento y de las ideas, sino que pasan a la acción. No se demoran y el momento bueno para ellos es ahora, no mañana. No piensan en planes b, en alternativas por si no sale bien. No se sabotean. Se comprometen y se ponen a ello.

Evalúan su progreso. Miden el nivel de consecución de lo que se habían planteado, y según lo conseguido, ajustan sus objetivos o sus acciones y corrigen lo necesario. Saben en todo momento cómo está marchando el proceso y dónde deben mejorar.

Tú también puedes ser esa persona de éxito. Comienza a poner en marcha esas cinco características y no lo dejes para mañana.

¡Disfruta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s