Eres una máquina de crear, pero todavía no lo sabes. Descubre las 5 V que te ayudarán a aprovechar esa máquina y enfocarla adecuadamente

Todos y cada uno de nosotros hemos nacido con una capacidad infinita de crear. Sí, todos. Cuando hablo de crear, me refiero a la capacidad que tenemos de hacer cosas que tengan valor para nosotros mismos y para los demás.

No estoy hablando de creatividad, sino de crear, de hacer realidad algo a partir de la nada. Hemos dividido absurdamente el mundo entre los creativos y los que no lo son. Entre los que son supuestamente “originales y llenos de buenas ideas” y los que no. Y lo hemos confundido con crear. Pero no por ser más creativo creas más ni por ser menos, creas menos.

Porque la realidad es que todos, absolutamente todos, somos creadores. Todos, en nuestra vida, hemos hecho realidad miles de cosas a partir de la nada.

Creamos amistades, relaciones, vínculos, proyectos, experiencias, conversaciones…y lo hacemos de manera continuada, casi sin darnos cuenta. Lo hacemos desde que nacemos. El ser humano es un ser que crea.

Dos son los problemas por los que no somos conscientes de ello y no lo aprovechamos para sentirnos mejor. El primero es que confundimos crear con creatividad, como comentaba antes. Pensamos que si no somos ingeniosos no creamos, y eso es rotundamente falso. El ejercicio de crear no tiene nada que ver con el ingenio.

El segundo es que aquello que creamos tiene que ofrecer valor para nosotros y para los demás. Si hacemos cosas que tienen valor para nosotros pero no para los demás, nos sentimos frustrados porque no damos salida a aquello que hacemos. Es cuando la gente nos dice aquello de “No sabía que te gustaba…”, “No sabía que hacías…”, “No sabía que…”

En cambio, cuando hacemos cosas que tienen valor para los demás pero no para nosotros, nos sentimos faltos de motivación y poco realizados. Como nos ocurre en buena parte de los trabajos que desempeñamos.

No confundir crear con creatividad y alinear el valor que nos aporta lo que hacemos con lo que proporciona a los demás es fundamental para tener consciencia de nuestra capacidad de crear y que esta capacidad trabaje para que nos haga sentir mejor.

Para potenciar esa máquina de crear que todos llevamos dentro y alinearla con lo que realmente queremos ser en la vida, podemos poner en práctica estas 5 V.

 

Las 5 V para enfocar adecuadamente tu máquina de crear

 

Vislumbrar. Con ello lo que se pretende es enfocar bien el ámbito en el que realmente queremos enfocar nuestro potencial creador y actividad. Se trata de focalizarse, de no dispersarse y poner esta capacidad al servicio de lo que realmente deseamos en la vida. Esto supone cesar y dejar de hacer muchas cosas y tener la valentía de ponerse a lo que queremos de verdad.

Visualizar. Aunque esté muy dicho ya, es real que nuestro cerebro trabaja con imágenes y que cualquier cosa que deseemos lograr, debemos primero visualizarla. Debemos dibujar una imagen lo más clara y exacta posible de lo que queremos conseguir, desde los colores, los olores, los sonidos que tiene, … A más exactitud, más motivador. Si visualizamos, conseguimos que nuestra máquina de crear se enfoque en lo que deseamos de verdad.

Verbalizar. Traducir las imágenes en palabras lo hace tangible, real y nos ayuda a ponernos en marcha. ¿Cómo se llama eso que queremos lograr? ¿Qué beneficios son los que nos proporcionará? ¿Qué emociones nos causará? ¿Qué sentimientos? Todo esto hay que traducirlo en palabras que se grabarán en nuestra cabeza y que dirigirán toda nuestra capacidad hacia ellas y trabajarán para lograrlo.

Vivir. Lo más sencillo y lo más complicado a la vez. Se trata de vivir conforme a lo que hemos vislumbrado, visualizado y verbalizado. Ser coherente y mantenerse. No dudar ni sabotearse.

Valorar. Finalmente, hemos de parar cada cierto tiempo y valorar el recorrido realizado. A veces lo que antes era motivador, ha dejado de serlo y ya no nos creamos valor, aunque lo creemos para otros. Y es entonces cuando hay que volver a reprogramar nuestra máquina de crear.

Somos máquinas de crear y lo hacemos constantemente. Lo único que tenemos que hacer es aprovechar todo nuestro potencial y ponerlo al servicio de lo que realmente deseamos. Y podemos comenzar ya.

 

¡Disfruta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s