Lo que debes pedirle a un buen jefe

Un alto porcentaje de los trabajadores manifiestan que dos de las razones por las que abandonan sus trabajos es por una mala relación con su jefe y un clima laboral tóxico. Y es que efectivamente, de un jefe depende una buena parte de lo que sucede en los equipos. Remuneración, promociones, ambiente, tiempo disponible, relaciones entre personas, desarrollo de las habilidades, motivación, …

Seguro que has vivido situaciones en las que estabas muy bien en el trabajo con tu jefe y tras un cambio, estando en un mismo puesto y misma empresa, todo se transforma, y lo que antes era un lugar motivador y retador se convierte en un pequeño infierno.

Nadie es perfecto y en la gestión de equipos siempre pueden cometerse errores, pero hay una serie de características fundamentales que todo buen jefe tiene y que, si quieres saber a qué atenerte, puedes chequear para saber si el tuyo las cumple.

Lo primero, el equipo. Un buen jefe siempre debe guardar un equilibrio adecuado entre el mandato de sus superiores y su equipo. Pero cuando surge algún problema, ha de tener el suficiente criterio y personalidad para situarse al lado del equipo si considera que así debe ser. Vela por su seguridad y por su integridad. Y su foco debe estar en ellos principalmente. Ocuparse de cómo se encuentran, de conocerlos más allá de su función.

Una visión atractiva. Todo responsable debe ofrecer a sus equipos una visión de futuro lo suficientemente atractiva y desafiante como para hacer que todos se involucren y remen en una misma dirección.

Valentía. Un buen líder es valiente, pero no temerario. Sabe hasta dónde se puede llegar y va a por ello, integrando en ese viaje a todo su equipo.

Claridad. ¿Qué es lo que se espera de cada persona? ¿Cómo prefiere que se trabaje? ¿Cuáles son las cosas irrenunciables, lo admisible y lo no aceptable? Son parámetros que hacen que los equipos estén siempre centrados y sabiendo lo que se les pide

Comunicar y escuchar. Siempre dispuesto a comunicar y a escuchar. Da feedback y lo recibe también de sus equipos.

Impulso y liderazgo. El buen jefe impulsa las iniciativas, vence las barreras y lidera al resto de personas. Posee determinación y no es pusilánime.

A su servicio y dando la cara por ellos. Siempre está disponible para su equipo, y es la principal palanca para el desarrollo de cada uno como trabajador. Y por supuesto, ante una circunstancia comprometida, siempre da la cara por ellos.

Sinceridad y transparencia. No hay nada que destruya más la confianza en el equipo que los dobles mensajes y la ocultación. La mejor inversión es la sinceridad y transparencia.

Flexible pero ordenado. Sí, se puede ser flexible y mantener el orden. Si se es demasiado rígido se ahoga al equipo, pero si se es demasiado flexible se pierde el rumbo y el criterio que da tranquilidad y seguridad.

Retador. El reto es el combustible que impulsa a los equipos. Proponer un reto con sentido y alcanzable en un tiempo determinado es la base para que las personas estén motivadas.

Autonomía y responsabilidad. Hay que hacer a los equipos autónomos y responsables de verdad. Esto supone darles los recursos y el espacio necesario y acompañarles en ese camino, haciendo que sientan que el jefe está a su lado, respaldados, pero con la seguridad de que ellos toman las decisiones y cuentan con el apoyo de su máximo responsable.

Respeto. Nunca, nunca, debe faltarse a nadie al respeto en trabajo alguno. Las diferencias, los distintos puntos de vista deben enriquecer pero no hacer que se menosprecie o se ignore a alguien por pensar y opinar diferente. Y mostrar empatía hacia los demás. Comprender que todos tienen siempre una buena razón y un buen motivo para decir lo que dicen. La gran parte de las personas toleran el no, pero no toleran que se les ignore o menosprecie.

Equidad. No es ser igualitario sino equitativo. Si se han planteado bien las reglas del juego, lo que se valora y lo que se espera, y además se es transparente y se comunica bien, es momento de ser equitativo y dar a cada uno lo que se ha ganado. Las personas entienden perfectamente la equidad y solo piden igualdad cuando las reglas no están claras.

Desarrollarlos. Un buen jefe siempre imagina a sus miembros del equipo con el mejor futuro allá donde ellos se quieren desarrollar, y trabaja para ser un aliado más en ese camino.

Recompensar. Ser imaginativo con las recompensas y hacerlas de equipo y personalizadas. Siempre tener en cuenta que hay cosas por las que recompensar.

Celebrar. Cuánto cuesta celebrar y qué poco lamentarse. Para un ambiente positivo, buscar motivos para celebrar es una obligación.

No mal criar. Son lo primero, se les debe desarrollar y recompensar, pero no mal criarlos. Hay que ser claro, corregir cuando se deba. Es el mejor favor que se puede hacer a un equipo.

Humildad.  El buen jefe sabe que no lo sabe todo. Es humilde y lo practica.

Hambre de aprendizaje. Aprender no se acaba nunca y de todo se puede aprender. Las personas que lideran adecuadamente lo saben y lo llevan a cabo toda su vida.

Gratitud. Saber dar las gracias y hacerlo es quizás una de las habilidades menos practicadas y más fundamentales para crear un ambiente de trabajo positivo y hacer a las personas sentirse bien.

El adiós. Todo se acaba. El buen responsable de equipos sabe irse sin ruido, sin grandes despliegues ni homenajes, con sencillez y sabiendo que su huella más importante se queda cuando ya no esté, en cada uno de los que han trabajado con él.

Lo menos importante es el trabajo. Para finalizar, quien es buen jefe sabe que el trabajo es lo más importante de lo menos importante. Siempre hay cosas que deben estar por delante.

Y te aseguro que esto no es imposible. Existen jefes que son así y seguro que alguno te has encontrado en tu camino, y si no, búscalo.

¡Disfruta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s